¡LAS VÍAS DEL HUILA NOS CONDENARON AL FRACASO!

Por Néstor Pérez Gasca

Resulta incomprensible la parsimonia de mi pueblo Opita respecto de la burla que han ejercido desvergonzadamente casi todos los gobiernos, tanto nacionales como locales. Me impresiona el silencio sepulcral que nos acompaña redundantemente en lo relacionado con la construcción de las vías que “unirían” el Macizo Colombiano con el país y nuestra Nación con los países panamericanos. He visto mayor indignación por casos superfluos (que se confabulan con los chismes de las chamizas politiqueras) sobre todo en tratándose de temas relacionados con la intimidad de los seres humanos que son del resorte estricto de quien los afronta más no de quien abusivamente los detenta.

Es así, como con falsas promesas vienen mancillando nuestra dignidad, tanto es así que por esta clase de situaciones nos perciben como ingenuos, pasivos y perezosos. Es por esta razón, que sistémicamente llega a nuestra tierra un “embajador de la India” y nos embauca sin ningún esfuerzo. Ejemplo de esto, ha sido la falsa ilusión que nos vendieron de construir vías que nos “llevasen” al desarrollo. Lo que me parece peor del asunto es que a pesar de existir varios diseños e incluso de tener casi todo listo para la ejecución de las obras, de manera perspicaz los recursos se han desviado al igual que las vías, para otras regiones.

Por si fuera poco, las mal llamadas “4G” son una ficción. Solo existen en los rancios y deteriorados afiches que reposan a lo largo de nuestras carreteras opitas. Recordándonos el desgraciado fracaso vial al cual estaremos sometidos casi de manera perpetua. Por ejemplo: 1. Solo abría una doble calzada entre Neiva y Campoalegre. 2. Solo habilitarían un tercer carril entre el cruce de la Plata (puerto seco) y el Hobo, adicionando un solo carril de pocos metros en Garzón.  En resumen, la vía Neiva –Santana – Mocoa, contempla una longitud de 447 kilómetros, en donde se resaltan 22 kilómetros de doble calzada, o sea nos venden vías “4G” en donde solamente el 4,92% cumplen con estas descripciones.

Aunque la culpa no es solo de nuestro avasallado e ingenuo pueblo, pues las bancadas de los paisas y costeños en el congreso han sido más diligentes que la nuestra, en la consecución y reasignación de los rublos viales. En conclusión, si nuestra clase dirigente no asume un nuevo rol más dinámico y con vocería en la materia, seguiremos condenados al fracaso, pues pensaría que los congresistas Huilenses se amañan con las migajas y no con los macroproyectos que traería el tan anhelado desarrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s